Doble Cero TV Mar del Plata

La sostenida demanda del mercado interno impulsó al sector automotriz

El sector automotriz cerrará 2013 con un nuevo récord histórico de ventas de casi 950.000 unidades 0 kilómetro, y llevará su producción en torno a las 800.000 unidades

 

 Por encima de las proyecciones realizadas a comienzos de año por el sector, 2013 cerrará con unas 950.000 unidades vendidas, un crecimiento estimado del 12 por ciento frente a 2012, de acuerdo a las previsiones que realizó la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (ACARA) al cierre de la primera quincena de diciembre.

Según la entidad que nuclea a las concesionarias oficiales, diciembre podría cerrar con 45.000 vehículos vendidos, impulsado por la anticipación de decisión de compra de los modelos de alta gama alcanzados por el alza impositiva sancionada por el Congreso y que ahora debe esperar su reglamentación.

El acumulado de los primeros 11 meses del año ya había alcanzado el patentamiento de 904.707 vehículos, un crecimiento de casi el 13% en la comparación contra el mismo período de 2012, cuando se habían registrado 803.622 unidades.

Más aún, el período enero-noviembre del corriente año bastó para superar la mejor marca histórica de ventas del sector registrado en todo 2011, por encima de las 858.000 unidades.

Así, el sector se mantiene en el camino de lograr la meta del millón de unidades 0 kilómetros patentados, y la que plantea el Plan Estratégico Industrial 2020 que estima para el vencimiento del plazo un mercado interno con 1,5 millones de unidades vendidas al año.

Entre las razones que se argumentan para explicar las ventas sostenidas, se cuenta la renovación del parque vehículo estimado en un total de 13,5 millones de unidades, el sostenimiento del poder adquisitivo en relación al bajo precio relativo de los vehículos cero kilómetro y el natural crecimiento vegetativo.

La producción local de automóviles también tuvo un desempeño promisorio y la proyección que se realiza desde la Asociación de Fábrica de Automotores (ADEFA) es que 2013 rondará las 800.000 unidades, un crecimiento estimado del 5 por ciento, respecto a las 764.000 producidas en 2012.

Si bien el desempeño productivo del presente año no alcanzará el récord del sector de 2011, en que salieron de las terminales 830.000 vehículos, 2013 resaltará por la presentación en el mercado local de 50 nuevos modelos y restylings en todos los segmentos, una tendencia alimentada por la demanda local.

Los directivos del sector coinciden en que los números no son mayores esencialmente por el parate que sufre la economía brasileña, que es el principal mercado para las unidades producidas en el país.


En 2013, las empresas concretaron anuncios de inversión por más de 10.000 millones de pesos para la producción de nuevos modelos (inéditos en el mercado local que saldrán hacia 2015), a lo que habría que sumar otros 3.000 millones destinados a mantenimiento de plantas, y capacitación y formación de personal.

Para las 11 terminales automotrices que producen en la Argentina automóviles, vehículos livianos y pesados, el comportamiento del pilar exportación registró un comienzo de 2013 muy fuerte, impulsado por una sostenida demanda por parte del mercado brasileño, principal destino de los vehículos de producción nacional.

Ese comportamiento se moderó a partir del segundo tramo del año, por lo que el acumulado de los 11 primeros meses del año registra aproximadamente 409.000 unidades comercializadas en el exterior, frente a las 413.000 que se despacharon durante todo 2012.

El desafío para las terminales no sólo radica en incrementar las ventas externas, sino también diversificar sus mercados ya que Brasil representa el 85 por ciento del total de las exportaciones, y las variaciones del mercado del país vecino repercuten fuertemente en la producción nacional.

Pero, además, las terminales se encuentran embarcadas en el desafío de incrementar el bajo nivel de integración local, lo que exige el desarrollo de proveedores autopartistas nacionales en los más diversos rubros, en particular los de alto componente tecnológico.

Precisamente, los fabricantes locales abrirán 2014 con un nuevo umbral tecnológico, ya que todos los vehículos que salgan de las líneas producción a partir del 1 de enero deberán incorporar el sistema de frenos ABS, airbags delanteros, tercera luz de stop y apoyacabezas traseros laterales.

La importancia de la industria automotriz para el país no sólo se refleja en la cantidad de autos producidos y los vendidos, sino en la creación de empleo que de manera directa creció en la última década un 184 por ciento para alcanzar los 34.500 puestos.

El efecto multiplicador de la actividad sobre el sector estima que por cada puesto que incorpora una terminal, se crean cinco en la cadena de valor: autopartistas, concesionarios, proveedores de insumos y servicios. 

Telam

Share